El Maná de San Ezequiel

Texto: Carlos Córdoba

Ilustración: Roger Ramirez

Hace más de cien años, un señor llamado Julián Bucheli decidió que Villaviciosa merecía ser la capital de un Departamento moderno, que diera la cara al nuevo siglo. Así que se dio a la tarea de convencer al senil señor feudal Marroquín para que dividiera el gran Departamento del Cauca en dos. Como el anciano acababa de perder Panamá con los gringos, le pareció que una división más le daría para siempre un lugar en la historia, y aceptó con gusto. Murió feliz y sin memoria, en el extranjero, como ocurre con casi todos los presidentes de este país. Desde entonces los confines territoriales de Villaviciosa y las tierras de los abismos eternos pasaron a llamarse Nariño, en honor a Antonio Nariño, granadino que tradujo los Derechos del hombre a toda esa caterva de sanguinarios granadinos que querían liberarse del yugo español.

Con la nueva división, el gobernador Bucheli se empecinó en convertir a las renombradas tierras en un gran centro industrial y cultural del país. Así que lo primero que hizo fue crear una universidad para educar a tanto ignorante que estaba convencido de que el volcán no explotaba porque la Virgen de las Mercedes se lo impedía con su carita de niña blanca boba. Pero Villaviciosa se negó al futuro y, cuando llegó el ingeniero Fortunato Pereira Gamba, el primer rector del nuevo claustro educativo de Matemáticas e Ingeniería, lo recibieron a la entrada del pueblo con una ex comunión directa por parte del obispo de la ciudad. El cura Ezequiel Moreno Díaz se había enterado de que el recién llegado era liberal y masón y decidió que no era una persona apta para educar a sus siervos cristianos. Según la leyenda, hizo llover por tres días y tapó los caños de la ciudad con maná caído del cielo. Con la ayuda de Dios, se reveló contra las disposiciones del gobernador y emprendió una campaña para cerrar la universidad y cambiar el nombre de la región al de Departamento de la Inmaculada Concepción.

En este momento, todos ustedes se preguntarán: ¿cómo diablos sería el gentilicio de esos imaginarios hombres de ese imaginario territorio? Los historiadores más avezados de la villa continúan buscando solución a tan complicado dilema histórico. A pesar de todo, Pereira Gamba siguió adelante con su pretensión de establecer una de las mejores universidades del país. El futuro se estaba abriendo paso en contra de las disposiciones de Dios. Eso debe ser como tener la dicha de observar el enfriamiento de un planeta nuevo. Pero pudo más el poder de las aguas pútridas obstruidas por el maná del cielo.

Con la subida del general Eliseo Gomezjurado a la gobernación, apodado el troglodita por sus amados súbditos, el obispo pudo conseguir por fin que se cerrara la universidad y se expulsara a una de las mejores mentes del continente a un destierro en los Andes. En el atrio de la catedral, el cura dijo una oración en arameo para destapar los caños de la ciudad con un hálito invisible que olía a rosas, y mandó a poner un letrero grande, arriba de la cruz de Jesucristo, que decía “El liberalismo es pecado”. El futuro se esfumó, sin siquiera haber iniciado. Desde entonces los villaviciosinos viven enfermos de olvido, y suelen tener complejo de tontos, borrachos y religiosos (¡a mucho honor hp!), como les enseñó a rezar el obispo Moreno Díaz.

Corolario, o Bonus Track: A finales del siglo XX, otro desmemoriado cura, el papa Wojtyla, nombró santo al obispo villaviciosino dizque por sus servicios en la tierra, y desde entonces, en muchas iglesias de la ciudad, se escucha rezar: San Ezequiel, rueeeeega por nosotros.

Share This Post On

1 Comment

  1. Excelente investigación entre los proyectos se encuentran :
    1 proyecto camino del sur y del ferrocarril vía Ferrera que uniría pasto con tumaco.
    2. Apertura de la vía Pasto-Mocoa
    3. Sede académica de la facultad de ingeniería y matemáticas en Barbacoas la cual aportaría el desarrollo minero y comercial a. Nariño
    4 Fundo el laboratorio metalúrgico de la universidad
    5. La facultad de ingeniería y matemáticas bajo su dirección sería el soporte científico y técnico 6. Fundo la revista de la universidad de Nariño
    7 propuso ante la Academia colombiana de Historia el centro de Historia de pasto
    Todos los proyectos diseñados por el ingeniero Pereira serían sepultados por el nuevo gobierno de Gomez Jurado y años más tarde Gomez Jurado retomaría los mismos proyectos diseñados para ingnaurar las obras como propias .

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *