El Espejo

Texto e Ilustración Elizabeth Estrada

Cuando preguntan qué observo, no interesa la respuesta, no es lo molesto la pregunta, es cuestión de qué cautivó mi mirada, qué produjo que desviara la luz de mis ojos en pos de un nuevo destello.

Durante mucho tiempo observe mi silueta dentro del espejo, no se qué motivos ni qué razones existieron para encontrar en él, una compañía perfecta, un molde idéntico, donde sólo fijaba mi mente y seguía con mis ojos las delgadas líneas de mi cabello y las esbeltas curvaturas de todos mis movimientos, además de escuchar las voces en el aire y de silenciar los pasos del tiempo que se agitaba por todo, que no resistía la calma ni siquiera toleraba los afanes de la vida.

Mientras subía la mirada, a la altura de mis ojos, de repente empezó a desvanecerse la silueta que ya había recorrido, y entre tanto desaparecía de mi vista, sentía cómo ahora el tiempo se sujetaba fuertemente a mi piel, se paralizó por completo y ahora no podía volver a atrás, pues ya no existían caminos, entonces sólo busque hacia dentro cerrando profundamente mis ojos, en ese instante ya estaba totalmente erguida y a unos cuantos pasos del espejo; pero no más cerca de lo que detrás de mí había.

De repente silencié mis miedos y los llevé a volar en cuanto abrí mis párpados, y no era más que el reflejo de muchas sombras las que nunca había imaginado que existían, las que se posesionaron del espejo; en mi impotencia de encontrar de nuevo mi silueta clara y solitaria, decidí mezclarme entre los nuevos reflejos,  así que di la vuelta y se apoderó de mi nuevamente el temblor insensato que me corvo al instante y me llene de admiración ante esas nuevas formas, eran tan radiantes, tan palpables, tan llenos de vida, que fue suficiente motivo para dejar atrás la silueta perdida y solitaria, para encontrar en otros mi reflejo.

Ya no necesitaba el espejo, un cristal frío y a veces nublado, ahora me miraba dentro de otras almas, me movía dentro de otros cuerpos.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *