Como una mueca

Texto: Andrey Villareal

Ilustración: Roger Ramirez

 

Es sencillo. Como la pieza de dominó que, en cadena, hace caer al resto;

o de la misma manera que los bostezos van saltando

de una persona a otra casi sin que nos demos cuenta. Basta que suceda como el conductor

de autobús que saluda con una enorme sonrisa y desea un buen día a quienquiera que suba o baje de su vehículo, y que acaba repartiendo buenos días. Como una mueca

simpática de una desconocida por la calle, que hace que tú se la hagas a la niña que

espera en la tienda y que ella luego le saque

la lengua cariñosamente al abuelo que contempla a la gente en un banco.

Como la mirada de complicidad entre dos extraños que se cruzan

y llevan la misma camiseta del mismo grupo de música. Contagiar optimismo, sonrisas, gestos.

Es sencillo. Sólo hay que empezar:

darle un golpecito a la primera ficha, fingir un bostezo por una buena causa,

guiñarle un ojo a alguien.

 

Y así el día a día será único y hasta divertido,

 

Haz la prueba y da el primer golpecito, guiño o bostezo!!!!.

 

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *