AMOR IDEAL

Texto: Florentino Bustos

Ilustración: Nathalia Maya

En una tarde tétrica y sombría,

cantaba un ruiseñor,

y en su triste cantar Ay! se decía,

Yo sufro por amor!

Era un loco cantor enamorado,

que amaba con pasión,

vivía de su amor desamparado,

y todo era aflicción.

Toda la tarde la paso en pesares,

y en quejas de dolor

más el pobre decía en sus cantares,

si me querrá una flor?

Por que sufres?, le pregunte al instante,

más el rompio a llorar,

Oh!, que cruel es la vida de un amante!

es vida de pesar.

Por que lloras tan triste? adolorido,

le dije al soñador,

Más el me respondió desde su nido,

yo sufro por amor.

Y vivir sumergido en las congojas,

angustioso es vivir,

sus lágrimas rodaron por las hojas,

de pálido lucir.

Y astiado de esta vida procelosa,

donde no pudo amar,

vino a encontrar descanso en una fosa,

cansado de luchar…

Cayo trémula el ave solitaria,

ya próxima a morir,

y al instante una bella trinitaria,

no se que iba a decir.

La vida del que ama es de tormentos,

le dije yo a la flor,

prorrumpieron entonces los lamentos,

ya muerto el ruiseñor.

Al separarse el ave de este mundo,

causo mucho pesar,

y él, triste de dolor meditabundo,

ya nunca ha de llorar.

Descansa en paz al fin de tu jornada,

cansado de luchar,

descansa en una tumba abandonada,

no vas a despertar.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *